El reto creativo: ¿eres un inventor o un desafiante?

A todos les gustan las buenas ideas pero pocos se atreven a llevarlas a cabo

¿Te has puesto a reflexionar sobre los inventos del mundo? El mundo está lleno de muchos inventores, pero no de tantos desafiantes. En los últimos años, hemos sido parte de enormes cambios en todas las industrias: moda, entretenimiento, gastronomía… Hay un nuevo servicio para todo, una app revolucionaria o algún objeto que incluso nos soluciona tareas sencillas en casa; pero, ¿quiénes son los que se atreven a crear? O más bien, ¿por qué son pocos los que se atreven? Aquí tenemos unas cuantas teorías sobre este reto creativo.

Hábitos

Rumbo a un nuevo trabajo o nueva escuela, pasas por rutas que tal vez no conocías. Todo es nuevo para ti, ¿pero qué tal unos meses, incluso años después? Ahora el camino se te hace tan familiar que ya no prestas la misa atención de antes. Recuerda esto: Cuanto más miras algo, menos lo ves. Pero también: Cuanto más aprendes una cosa, menos la sabes.

Aunque romper un hábito es muy difícil, intentarlo hasta conseguirlo, eso es lo que nos dará la oportunidad de ver lo que no veíamos por creer saber, y sólo así podremos impulsarnos a crear.

Continuidad

¿Te has preguntado por qué hacemos las cosas de cierta manera? Muchas veces puede ser simplemente porque siempre se ha hecho así/así nos han enseñado, creemos que es la mejor forma o nos conformamos porque nos funcionó a la primera.

Lo mismo sucede con muchos conceptos e ideas que en el pasado tuvieron mucho sentido, pero que ahora tal vez se hayan convertido en innecesarios y obsoletos. Entonces hay que comenzar a cuestionarnos… y desafiarnos.

Reto creativo

Comienza con ejercicios simples. Al ver una película o leer un libro, piensa ¿pudiera ser mejor? Al sostener el celular, ¿se te ocurre otra opción para mejorar algo de su diseño?

No se trata de convertirte en un crítico de las cosas o ideas, sino de hacerte un cuestionamiento sobre qué otras opciones mejorarían lo que estás viendo para así crear un hábito, pero uno bueno, que te impulse a crear.

Con estos ejercicios, esperaríamos no sólo crear ideas que les gusten a todos, sino ser aquellos que se atreven a ir más allá. No se trata de crear juicios, más bien el propósito es avanzar y explorar diferentes alternativas.

Leave a Comment